Archivo de la etiqueta: Ángeles Lorenzo-Cáceres y Farizo

Las curiosas coincidencias de Llanos, sus comidas y sus comensales

Son curiosas las relaciones que nos han dejado las facturas impagadas de Ángel Llanos tras su paso sonoro por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife allá por 2009, cuando hacía tantas risas con Miguel Zerolo, hasta que incluso dentro del PP se asustaron de tanto poderío y se lo sacudieron de encima. Menuda es la Tavío. 

Es cuando menos curioso, como apunta incesantemente un seguidor de este blog, que el mismo día que almorzaba con Ángela Mena, el 16 de junio de 2009, se firmase el decreto por el que se quiso trasladar forzosamente a una plaza inexistente, en una comisión no pedida, a la funcionaria cuyo mobbing investiga la juez María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres Farizo. Que hubo mobbing ya lo dijo el juez de lo Contencioso 4, Jorge Riestra. Ahora lo que se investiga es el grado mayor, menor o ninguno de los imputados en esta causa, entre ellos, los dos personajes mencionados.

Llanos alega que no tenía ni idea de lo qué firmaba, lo que no deja de ser grave para todo un primer teniente de alcalde, y responsable de la Economía, la Hacienda y los Recursos Humanos del consistorio. Es solo cuestión de semanas saber si el ex crack del PP tinerfeño, que apuntaba tan alto, queda libre de toda sospecha o si, por el contrario, sigue con el marrón encima, si es que la Fiscalía y la acusación particular no terminan de creerse que nuestro amigo viviese tan a su bola, sin enterarse de nada.

Mi guante tiene algunas pistas contundentes de por dónde van los tiros pero, ainsss, no me dejan soltar prenda, qué agobio. Así que nada, a seguir mordiéndose los dedos, a ver si de una vez se anima el Instituto de Medicina Legal y manda el informe forense sobre la afectada y cómo le ha afectado el acoso laboral y derribo al que fue “presuntamente” fue sometida durante cinco años. El Bic insiste en que añada lo de presunto, así que ya está.

Al día siguiente, 17 de junio, Ángel Llanos almorzó con Nieves Pérez Marichal, directora general de Recursos Humanos y también multimputada en la misma causa. ¿Y qué dijo Pérez Marichal a la juez cuando le tocó declarar, el 1 de marzo pasado? A ver, recordemos un poco, que viene bien para arrancar el año. Dijo que la idea de trasladar a la funcionaria víctima a una plaza que no era la suya se hizo siguiendo “las directrices de la concejal (Ángela Mena), porque la concejal está arriba y todos dependen de ella”.

No todos, Nieves, corasón. Llanos no dependía de Mena, sino de sí mismo. Lo que queda claro con ese almuerzo sustancioso en La Cazuela, era, cuando poco, la buena amistad que mantenían el uno y la otra ;) . Vamos, que no pueden decir que su trato se limitase a lo que manda la buena educación. Es lo que tienen las facturas, que cuentan más de lo que parece a simple vista.

Pérez Marichal (a quien le llueven los apodos, como King África, por qué será), soltó en su declaración perlas de lo más interesante, por ejemplo, que tardó cinco meses, cinco, en responder a un correo de la afectada, aunque no se explicaba los motivos (qué potente, sí señor, cinco meses a la espera de una respuesta :? Eso es ser diligente y echarle ganas).

Y también declaró que no supo del caso de la funcionaria hasta 2009, volvemos a dar con ese año, porque justo en torno a las fechas de las comidas impagadas pero sí digeridas, fue cuando se intentó rematar a la víctima.

Lo dicho, las facturas dejan curiosidades de lo más llamativas. Mi guante no cree en las casualidades, así que lo dejamos en coincidencias. Quizás solo eso. Coincidencias.

Les anuncio otros asuntos: El follón de Santa Cruz Software vuelve a los juzgados la semana que viene (el martes, para ser concretos), y no esta semana, como les anunció la sortija. Tengo algunas novedades sobre este asunto, pero las dejo para un post aparte, que El Chamo se lo merece. 

 

 

 

 

9 comentarios

Archivado bajo Corrupción, Mobbing